¿En qué se fijan los compradores a la hora de adquirir una nueva vivienda?

10/10/2017

Una inversión inmobiliaria es una decisión complicada para cualquiera, y una de las más importantes en la vida ya que requiere una cuantía de dinero elevada, en muchos casos el acceso a un crédito hipotecario y la amortización de la inversión es a largo plazo.

Por ello, los compradores cada vez están más informados, conocen mejor el mercado y estudian mejor sus posibilidades de compra, llegando a tardar hasta 6 meses en tomar la decisión definitiva.

En este sentido, a la hora de poner en venta una vivienda es importante tener en cuenta el perfil de los compradores actuales, sus necesidades y en qué se fijan a la hora de tomar la decisión de compra. Si quieres vender tu casa, tendrás que conocer a tu comprador y facilitarle la tarea de búsqueda. Para facilitarte la tarea y ayudarte a promocionar tu vivienda de la forma más acertada y mejorar así tus posibilidades de venta, te explicamos en qué se fijan los compradores a la hora de adquirir su nueva vivienda.

Barrio en el que se encuentra el inmueble

Cuando un comprador comienza la búsqueda de su futura vivienda, uno de los aspectos que tiene en cuenta en primer lugar es el barrio en el que ésta se encuentra.

Cuando el comprador finalmente adquiera la vivienda, su vida se desarrollará en ese barrio por lo que necesita saber las instalaciones con las que cuenta, las comunicaciones con el centro de la ciudad o la proximidad con su vida anterior. Por supuesto, cada persona da prioridad a unas cosas, como los colegios de la zona, los parques y las zonas verdes, la proximidad con el centro… pero sean cuales sean esas prioridades la elección del barrio es fundamental.

De hecho, los precios de las viviendas varían en relación al barrio en el que se encuentran, por lo que este aspecto también debe tenerse en cuenta y destacar sus bondades a la hora de vender el inmueble.

Precio del inmueble

En general, hoy en día los compradores son más realistas a la hora de establecer el precio de la vivienda al que puede acceder, por lo que estudian previamente sus posibilidades de crédito y su situación para marcarse un presupuesto y buscar entre aquellos inmuebles que se ajusten a él.

Asimismo, los compradores son conscientes de que en la mayoría de los casos el objetivo del vendedor es recuperar el dinero que gastó en la vivienda pero aun así hay veces en las que no consideran que ese precio sea justo, por lo que es habitual que luchen por conseguir descuentos. Así que se debe valorar esta posibilidad a la hora de establecer el precio del inmueble si se quieren aumentar las posibilidades de venta.

Estado de la vivienda

Muchos compradores realizan la búsqueda del inmueble perfecto a través de internet, por comodidad y por autonomía a la hora de tomar la decisión, por lo que las imágenes son un aspecto crucial a la hora de crear los anuncios.

¿Por qué? Pues porque los posibles compradores se imaginan su futura vida en la vivienda y quieren ver el estado del inmueble para saber qué deberán cambiar, si será necesaria una reforma, si cabrán los muebles que ya tienen o simplemente si es lo suficientemente de su agrado para entrar a vivir en ella.

Las fotografías de la vivienda son tan importantes que en la mayoría de casos los compradores descartan directamente los inmuebles que no tienen y a continuación rechazan los que las tienen pero son de mala calidad.

Tamaño y distribución de la vivienda

Cuando una persona se plantea comprar una nueva casa, valora si sus planes de futuro podrán cumplirse en ella. ¿Tiene suficientes habitaciones como para tener un vestidor? ¿Podrá tener suficientes baños para todos los miembros de la casa? ¿Tiene cocina office? ¿Hay armarios empotrados?

El tamaño y la distribución de la vivienda es el siguiente aspecto que valoran los compradores. Por ello, es importante destacar los aspectos positivos de la misma y proponer soluciones a las carencias. Por ejemplo, no tiene armarios empotrados pero tiene una habitación de matrimonio enorme en la que sería posible diseñar un gran vestidor, o sólo tiene un baño pero espacio suficiente para situar un lavabo de dos senos. Hay que mostrar al comprador si podrá o no tener todo lo que necesita para comprar la vivienda.

Condiciones concretas de la vivienda

Una vez el comprador encuentra la vivienda que cumple todos sus requisitos de localización, precio, tamaño y distribución, valora aquellos aspectos que la hacen diferencial. Los inmuebles situados en un primer piso o los áticos están mucho mejor valorados ya que permiten crear espacios exteriores, las vistas desde las ventanas, la incidencia de luz o la orientación son otras cuestiones que se tienen en cuenta. Destácalas si son positivas para la venta.

 

Si estás pensando en vender tu casa y quieres que un profesional estudie las posibilidades de tu vivienda y las ponga en valor, contacta con los agentes de JBM para que lo hagan sin que tú tengas que preocuparte de nada y puedas encontrar el comprador perfecto para tu casa.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!