Cómo climatizar tu casa en verano: 7 métodos para controlar la temperatura de tu casa

16/08/2017

En verano tu casa se puede convertir en un auténtico horno, haciendo que tu hogar se convierta en un verdadero infierno del que sólo piensas en salir. ¿Dónde quedan las largas siestas de domingo, las tardes leyendo un buen libro o los maratones de series en el sofá?

Necesitamos nuestro refugio particular también en verano y el aumento de las temperaturas no va a quitárnoslo.

El aire acondicionado es el método de climatización por excelencia pero no es el único y conocer todas las posibilidades de refrigeración que tenemos disponibles para nuestro hogar nos permite no sólo escoger la que mejor se adapta a nuestras necesidades y presupuesto sino también fomentar la reducción del consumo para ahorrar en facturas.

Si estás pensando en adquirir una nueva vivienda o quieres reformar tu hogar para hacerlo más cómodo este verano, toma nota porque te mostramos los 7 métodos infalibles para climatizar tu casa. ¿Con cuál te quedas?

 

 

1.Aire acondicionado inteligente

Como ya hemos dicho el aire acondicionado es un clásico entre los clásicos. Ya sea por conductor o mediante el tradicional aparato, este es el método más utilizado en la mayoría de hogares. Sin embargo presenta uno de los problemas también más comunes: aumenta la factura de la luz hasta niveles insospechados.

El aire acondicionado, permite disminuir el calor en la casa cuando se mantiene encendido pero al apagarse la duración del bienestar se va esfumando hasta volver a la temperatura inicial, por lo que para que sea eficiente tiene que estar siempre encendido y eso, indudablemente, es muy caro.

Por eso, cada vez son más los fabricantes de aires acondicionados que apuestan por aparatos inteligentes que, ya sea por la posibilidad de programar su funcionamiento, sensores de temperatura o incluso pulseras inteligentes que detectan las necesidades de los usuarios, se encienden y apagan de manera automática estando en funcionamiento sólo cuando es necesario y reduciendo, así, el consumo de luz.

 

 

2.Suelo radiante

Cuando hablamos del mejor sistema de calefacción para un hogar, ya mencionamos este método que inicialmente requiere obra pero que una vez instalado ofrece además de una climatización más equitativa por toda la casa, una disminución del gasto. Bueno, pues este sistema también es, a largo plazo, el mejor en el caso de la refrigeración.

 

Se trata de un método que controla la temperatura del hogar a través del suelo mediante un sistema basado en agua fría y agua caliente, distribuyéndola de forma equitativa por toda la casa consiguiendo una sensación homogénea. Este método es sostenible, eficiente y totalmente silencioso.

 

3.Ventiladores con control remoto

El ventilador, la climatización low cost de toda la vida. A falta de pan, buenas son tortas y cuando un hogar no puede permitirse un aire acondicionado suele recurrir a los ventiladores, que utilizan la energía motriz para mover el aire de la casa y dar sensación de refrigeración. De nuevo, este sistema sólo es viable cuando se mantiene el ventilador encendido a la luz y en muchas ocasiones el aire directo procedente del ventilador puede ocasionar molestias musculares como tortícolis, sobre todo si se mantiene encendido durante toda la noche.

Por eso, muchos hogares recurrieron a los ventiladores de techo que ofrecen una refrigeración menos directa. Pues ahora se ha avanzado un pasito más, incluyendo en éstos sistemas de control remoto para poder apagarlos y encenderlos sin necesidad de levantarnos a estirar de la clásica cadenita. Incluso algunos de ellos pueden programar el encendido y apagado para que por ejemplo, se apague cuando todos se encuentran ya durmiendo.

 

 4.Refrigeración por evaporación

Este innovador sistema se basa en el mecanismo que utilizan los botijos para mantener el agua fría, utilizando el principio de refrigeración por evaporación.

Suele consistir en un pequeño aparato fabricado de terracota con un ventilador incluido para mover el aire fresco que genera, llegando a bajar la temperatura de la habitación hasta 10 grados.

 

5.Ventilación

A veces nos olvidamos pero fuera de las pareces de nuestra casa hay aire puro que podemos aprovechar para refrigerar nuestro hogar. Abrir las ventanas en muchas ocasiones es el método más efectivo para mantener la casa fresca. El truco más tradicional: abrir las ventanas de los lados opuestos de la casa para que el viento cruzado genere fresco.

 

6.Orientación de la vivienda

Indudablemente, dependiendo del momento del día hay estancias de la casa que se mantienen más o menos frescas dependiendo de la incidencia del sol en ellas, según su orientación.

A la hora de decorar tu casa y distribuir las habitaciones piensa en su orientación, ¿no crees que será mejor situar tu dormitorio en la habitación de la casa en la que incide el sol directo a primera hora de la mañana y va perdiendo calor a lo largo del día? Así, por la noche estará más fresquita.

 

7.Iluminación LED

Apostar por una iluminación LED en toda la casa es también una buena estrategia, ya que este tipo de iluminación genera menos calor, permitiendo mantener las luces encendidas sin que esto provoque un aumento de las temperaturas.

 

Echa un vistazo a nuestros consejos y combina varios de los métodos que te proponemos, tengas el sistema de refrigeración que tengas, esto te permitirá bajar el consumo y ahorrar un poco de dinero en verano ¿para las vacaciones?

Si vas a comprar una casa y tienes dudas sobre como aprovechas las posibilidades de climatización de la misma, consulta con nuestros agentes inmobiliarios. Ellos te aconsejarán la mejor opción para tu nuevo hogar.

 

 



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!