Situación del mercado inmobiliario en España. Retos del sector inmobiliario para 2018

03/01/2018

En líneas generales este último año ha sido un año muy positivo para el mercado inmobiliario, suponiendo el año de la consolidación del sector y dejando unos pronósticos muy favorables para el 2018.

Durante 2017, han crecido tanto los precios como el volumen de compraventas, hipotecas y visados de nueva construcción. Así como los alquileres y las rentabilidades de las inversiones inmobiliarias, lo que dibuja un claro escenario de recuperación y normalidad. Pero, ¿cómo se prevé que evolucionará el mercado inmobiliario en 2018?

A grandes rasgos, los pronósticos son esperanzadores pero para conocer más a fondo cómo se ha comportado el mercado en los últimos meses y valorar cómo esto puede ayudarnos a prever cómo lo hará en los próximos, vamos a hacer un repaso por todos los aspectos que han marcado el 2017 y ofrecer datos reales que puedan ayudarnos a hacer un pronóstico realista.

Si estás pensando en hacer una inversión en comprar una vivienda nueva en 2018, este post es para ti. Te damos las claves del sector inmobiliario para el nuevo año.

Vuelve la demanda particular

En 2017 ha aumentado el número de compraventas de viviendas en un 16,9% con aproximadamente 472.000 operaciones. Aun así, el mercado ha aflojado su crecimiento en la recta final del año y no ha logrado superar el medio millón de transacciones como se esperaba, situándose todavía muy lejos de las más de 775.000 operaciones que se llevaron a cabo en 2007, año previo a la crisis del sector.

Asimismo, cabe destacar que aumenta también el perfil de comprador que apuesta sus ahorros en la compra de un piso para su alquiler. Por su parte, los jóvenes seguirán teniendo difícil el acceso a su primera vivienda debido a las pésimas condiciones laborales a las que se enfrentan y su escasa capacidad de ahorro. Sin embargo, se prevé que en 2019 la primera vivienda será tan importante como la demanda de reposición.

La vivienda nueva cobra mayor protagonismo

La oferta de viviendas de obra nueva ha aumentado en 2017 y seguirá haciendo en 2018. En concreto, el año que acabamos de finalizar cerró con una cifra de entre 85.000 y 90.000 casas de nueva planta compradas y se cree que en 2018 esta cifra aumentará a más de 100.000 unidades.

Subida de los precios

Otro de los aspectos más destacables respecto al 2018 es la subida de precios prevista para la vivienda. La principal razón para ello es precisamente el aumento de viviendas de obra nueva, que no sólo son más caras sino que también están gravadas con más impuestos.

En concreto, el aumento previsto es del 4,7%, aunque algunos expertos lo sitúan en casi el 8%. Por ello, sigue siendo importante estudiar la rentabilidad de la vivienda antes de realizar la transacción.

Nueva ley hipotecaria

En los últimos años, las entidades bancarias han comenzado a aflojar las condiciones para acceder a una hipoteca y los tipos de interés también han descendido lo que permite ampliar el acceso a la vivienda de algunos compradores potenciales. Concretamente, el tipo de interés medio en 2017 fue del 2,67%, el más bajo de toda la historia del INE desde 2009.

En este sentido, en 2018 hipotecarse seguirá siendo barato y, además, se instalará una nueva ley hipotecaria que garantizará más seguridad y más transparencia a los hipotecados.

En cuanto a los intereses, en la actualidad son más comunes los fijos, sin embargo, como ahora mismo están por encima de los variables, se prevé que en 2018 aumentarán los tipos medios.  

Conflictos políticos

Los recientes conflictos sociales y políticos acontecidos en España, afectarán también al sector inmobiliario, sobre todo en Cataluña, dónde se prevé que disminuirá la inversión extranjera. Por otro lado, esta situación provocará cierto freno la subida de precios de la vivienda en Barcelona y hará que proliferen las ventas en otras capitales como Valencia y Madrid.  

Encarecimiento del suelo

En 2018 se prevé que se construirán unas 70.000 viviendas nuevas, cifra que no garantiza la satisfacción de la demanda, lo que puede derivar en el aumento de los precios.

En 2017 ya se ha experimentado cierto crecimiento del precio medio del suelo, con un aumento del 7,8% en el último trimestre, lo que se traduce en unos 162 € por metro cuadrado.

Por su parte, los precios del alquiler seguirán aumentando debido entre otras causas a las altas rentabilidades que buscan los inversores, el auge el alquiler turístico y el cambio de mentalidad de los españoles, que ya no dan tanta importancia a la posesión de una vivienda propia. 

 

Si estás pensando en comprar casa en Castellón y necesitas asesoramiento, contacta con nosotros y te ayudaremos a que tu transacción se ajuste a tus necesidades teniendo en cuenta todas estas variables del mercado. Empieza 2018 instalándote en tu nuevo hogar.

 

 



CATEGORÍAS: JBM News 

Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!