¿La vivienda sigue siendo una inversión rentable?

20/12/2016

El encarecimiento del arrendamiento y los precios de la vivienda al alza han provocado una revalorización de la vivienda como activo de inversión, convirtiéndola de nuevo en una inversión rentable. 

Según el Banco de España, la rentabilidad de la vivienda y del sector inmobiliario en general se encuentra en un 8.3%, porcentaje que resulta de la suma de la explotación de la vivienda a través del alquiler (4,4%) y su revalorización (3.9%).

Tanto es así, que el mercado inmobiliario ha visto una oportunidad en este hecho y son cada vez más los inversores que deciden adquirir una vivienda con el objetivo de alquilarla y obtener una renta periódica.

En JBM Servicios Inmobiliarios, como expertos en la venta de viviendas, analizamos la situación y explicamos qué supone este aumento de rentabilidad para el sector.

 

¿Cuáles son las principales causas del aumento de la rentabilidad de la vivienda?

La tendencia al alza del precio de la vivienda la convierte en una inversión favorable a largo plazo ya que no supone un riesgo demasiado elevado y las probabilidades de obtener buenos resultados son elevadas.

A esto se suma que el precio del alquiler está creciendo en las grandes ciudades, por lo que alquilar un piso por ejemplo en Barcelona es casi un 15% más caro que hace un año y en Madrid un 7,5%.

Estos dos hechos convierten la inversión inmobiliaria en un rendimiento muy superior al resto de productos de inversión como pueden ser la deuda pública, los depósitos o la bolsa, todos ellos con una rentabilidad inferior al 1%. 

Esta recuperación ha despertado el interés de los inversores que ya compran 1 de cada 3 pisos que se venden en las grandes ciudades.

¿Qué oferta es la más atractiva?

La ciudad que mayor crecimiento de la inversión ha experimentado es Barcelona, donde un 40% de las viviendas que se venden son fruto de la inversión.

Valencia es la segunda ciudad en la que más se invierte, con un porcentaje del 37% y Madrid está en tercera posición con un 32%.

En general, una media del 26% de viviendas en España se compran para obtener una rentabilidad futura.

La opción más inteligente es adquirir una vivienda en una zona que se encuentre en auge ya que en unos años el precio por metro cuadrado habrá aumentado.

Entonces, ¿en pocos años el mercado inmobiliario volverá a estar plagado de especulación?

Ahora, el inversor ya no compra un piso para especular, es decir, para obtener rentabilidad en el corto plazo, sino que su objetivo es alquilar la vivienda para obtener una renta periódica estable y a largo plazo, cuando ya haya sido amortizada, venderla.

De hecho, el perfil del nuevo inversor es de mujeres y hombres jubilados que alquilan la vivienda para complementar la cuantía de sus pensiones. Así lo afirma José García Montalvo, catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra.

¿Cuáles son los riesgos que supone una inversión de este tipo?

Los riesgos son muy pocos. El principal aspecto a tener en cuenta es que supone un desembolso importante de dinero, del que en muchas ocasiones no se dispone por lo que es muy común pedir un préstamo al banco para poder afrontarlo.

Es crucial ser consciente del préstamo que cada uno puede soportar y no endeudarse por encima de las posibilidades de pago ya que el rendimiento no es inmediato, pasará largo tiempo hasta que se recupere la inversión inicial y todavía más hasta obtener beneficios.

 

En JBM contamos con profesionales expertos en inversión inmobiliaria que te asesorarán en la compra de tu vivienda y resolverán todas tus dudas acerca de la nueva rentabilidad de la vivienda y de una posible adquisición. Contacta con nosotros o visita una de nuestras inmobiliarias en Castellón, Oropesa, Peñíscola y Alcocebre para que te ayudemos a encontrar la vivienda que mejor se ajusta a tus necesidades de inversión.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!