Terrazas de invierno: 5 TIPS para aprovechar el potencial de tu vivienda todo el año

28/02/2017

Una vivienda con terraza es un lujo. Encontrar una casa en el centro de la ciudad con todas las comodidades de un urbanita y al mismo tiempo disfrutar de un pedacito de aire fresco cada día en nuestro propio hogar es algo que todo el que esté pensando en comprar una vivienda nueva valora a la hora de acudir a los profesionales de una agencia inmobiliaria; y en JBM lo sabemos muy bien.

Sin embargo, cuando finalmente lo logramos y encontramos la casa de nuestros sueños, con terraza incluida, solemos desaprovecharla y la reservamos para los escasos meses de verano, dejando de lado las posibilidades que pueden ofrecer las terrazas de invierno.

Es cierto que en verano salir afuera apetece mucho más. La temperatura acompaña, el sol nos invita y los días largos nos permiten tener más horas de luz para disfrutar de nuestro tiempo libre. Pero salir al solecito las mañanas de los domingos, desayunar un café calentito mientras ves los primeros rallos de luz de la mañana o celebrar una comida con amigos de las que se alargan a la noche es posible durante todo el año, si adaptamos nuestra terraza al invierno.

Porque queremos que vivas tu casa a tope, aquí tienes algunos consejos para sacar el máximo partido a tu terraza durante los meses más fríos.

1. Con mantas y a lo loco: consigue textiles que te resguarden del frío

La manera más sencilla de aportar calidez a una terraza de invierno son los textiles. Tener mantas para resguardarte del frío cuando estés fuera conseguirá que estés cómodo.

Alfombras, cojines y otros complementos textiles también son muy útiles para dar una sensación más cálida al ambiente y además te ayudarán a aportar color en los días grises.

Para que no tengas que preocuparte de que la lluvia o el mal tiempo estropeen tus accesorios textiles, te recomendamos que consigas un baúl en el que guardarlo todo cuando estés dentro de casa.

2. Que la luz te ciegue: hazte con una buena iluminación para que el reloj no te importe

En invierno, los días son más cortos y esto hace que muchas veces tengas pereza de salir fuera. Por eso la iluminación de tu terraza es tan importante.

Instala farolillos, bombillas de estilo industrial, velas o cualquier otro elemento que te ayude a mejorar la luz de tu terraza y vívela a todas horas.

3. Elige materiales que aguanten los cambios de temperatura

La madera, la caña, el bambú o el mimbre son los materiales más comunes para los muebles de terraza porque dan sensación de calidez pero además, porque son ideales para exterior.

Antes de escoger tus muebles, cerciórate de que son muebles de exterior y lo suficientemente resistentes para soportar los cambios de temperatura sin deteriorarse rápidamente. No inviertas dinero en algo que tendrá corta vida en el exterior, por muy bonito que sea.

4. Al calor de la estufa: calefacción exterior en terrazas de invierno

Un imprescindible para no pasar frío en tu terraza son las estufas o calentadores. Tienes muchísimas opciones adaptadas al exterior que además son muy decorativas.

Estufas, fogones, calefactores, chimeneas de etanol… calientan, son decorativas y pueden instalarse en cualquier parte.

5. Sigues estando en el exterior: no renuncies a la vegetación

La uses cuando la uses sigue siendo una terraza y ¿qué es una terraza sin plantas y flores?

Tu terraza de invierno no tiene por qué ser un desierto, existen varias estrategias para incluir un poco de vegetación sin que el frio afecte. Situar un invernadero de cristal en una de las pareces es un modo muy estético y de tendencia para ello, pero si no estás dispuesto a hacerte con uno, puedes redistribuir tus plantas en invierno y colocar las más sensibles al frío en los rincones más cálidos.

Regarlas y cuidarlas como toda ya es una tarea que debes organizarte tú mismo.

 

Sin duda vivir en una casa con terraza tiene sus ventajas. Una terraza da vida, en verano y en invierno. Si estás seguro de que la casa de tus sueños debe tener una, en JBM te ayudamos a buscarla.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!