Vivir en Peñíscola todo el año. Tranquilidad y gastronomía con sabor a mar

15/11/2016

Durante los meses de verano, vivir en Peñíscola se convierte en una de las atracciones turísticas más importantes de la provincia de Castellón, no solo para visitantes extranjeros sino para castellonenses de todas partes de la provincia que aprovechan el fin de semana para visitar este encantador lugar.

Cuando el frío aparece, en cambio, Peñíscola se convierte en un pueblecito en el que la tradición y la tranquilidad son las protagonistas. Pasear por sus calles adoquinadas sin el ir y venir de los visitantes y la brisa propia de la proximidad del mar es todo un lujo del que disfrutan sus habitantes.

La gastronomía es otro de los atractivos de esta localidad costera de gran tradición marinera. El pescado y el marisco es la base de su cocina, elaborada de la manera más tradicional.

 

 

La paella, el plato típico de los valencianos

El plato típico de la Comunidad Valenciana por excelencia. La clásica paella de verduras y carne, con pollo, conejo y costilla es la más conocida pero la variedad es amplísima. En Peñíscola la cigala es uno de sus productos estrella por lo que una buena paella de marisco con cigala es una gran elección.

Peñíscola cuenta con muchos restaurantes en los que degustar una exquisita paella, uno de los más tradicionales es el Restaurante Tio Pepe en el que los guisos se hacen siempre con mucho mimo.

 

 

Suquet de peix para mojar pan

Para los amantes del pescado, el Suquet de Peix es todo un descubrimiento. Este guiso a base de pescado y marisco es un plato para mojar pan y disfrutar de su sabrosísimo caldo.

Cada cocinero tiene sus ingredientes preferidos para cocinarlo pero el rape suele darle el toque propio castellonense.

Vista al mar es un restaurante familiar situado en la parte alta de Peñíscola en el que además de disfrutar de buenos platos marineros te sentirás muy cerca del mar.  

 

 

El tradicional All i pebre en cazuela de barro

Un plato autóctono cocinado en cazuela de barro como los guisos más tradicionales y que tiene numerosas variantes. Puede hacerse de anguila, de rape, de pulpo y su principal característica es la salsa con un toque picante.

En la Pulperia de Peñíscola preparan un All i pebre de pulpo delicioso.

 

 

Caragols Punxets, la cocina más autóctona

Els caragols punxets son un manjar del mar con sabor mediterráneo. En cada restaurante lo preparan con su salsa especial y todos ellos están riquísimos.

Si preguntas a un vecino de Peñíscola quién prepara los mejores caragols punxets seguro te dirá que su abuela, nosotros te recomendamos La Bodegueta, una tasca de cocina local en cuya terraza podrás comer con unas maravillosas vistas a la playa del sur.

 

 

Los dulces Flaons de Peñíscola

Este dulce a base de almendra y requesón es una de las recetas más preciadas de Peñíscola. Para en cualquier pastelería tradicional y pruébalos.

 

Si su historia, el encanto de sus callejones empedrados y su ambiente acogedor no logran convencerte de vivir todo el año en Peñíscola, lo harán sus platos con sabor a mar.

En JBM Servicios Inmobiliarios, somos expertos en la compra venta de viviendas en Castellón, y nuestra amplia oferta inmobiliaria en Peñíscola te ayudará a encontrar tu casa ideal en esta preciosa e histórica localidad costera.  

Guardar



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!