Vivir en Vila-real

14/01/2020

Vila-real es una ciudad dinámica, abierta y acogedora. De tamaño medio, perfectamente comunicada y con un clima agradable, la ciudad abre al visitante todo un abanico de posibilidades que van desde la rica gastronomía, basada en los productos de la tierra y los arroces, a la intensa actividad cultural y deportiva, con el Villarreal CF como insignia de un dinamismo que tiene su reflejo en los numerosos clubs, instalaciones y competiciones que se desarrollan a lo largo del año. 

A orillas del río Mijares, Vila-real ofrece también la posibilidad de disfrutar de la naturaleza, rutas y paseos del Termet de la Mare de Déu de Gràcia, un paraje que constituye uno de los entornos naturales más emblemáticos de la comarca, enclavado en el paisaje protegido de la Desembocadura del Millars. El Termet alberga también la ermita de sabor barroco dedicada a la Virgen de Gracia, la patrona, junto a San Pascual Baylón. Su basílica y la Real Capilla, obra del escultor local Vicente Llorens Poy, es una de las joyas patrimoniales de la ciudad.

El clima es agradable, con inviernos cortos y suaves y veranos calurosos. El sol está presente casi todos los días del año, con temperaturas medias que oscilan entre los 11,5º del invierno y los 24º de los meses de verano.

Cultura

La principal riqueza cultural de Vila-real está en el dinamismo de sus asociaciones, entidades culturales y sociales de todo tipo, músicos y artistas locales, siempre implicados en el desarrollo y el enriquecimiento cultural de la ciudad. Este dinamismo tiene su reflejo en una larga y arraigada tradición musical, representada en figuras de la talla del guitarrista Francisco Tárrega o el compositor Rafael Beltrán.

Esta tradición musical constituye la mejor banda sonora de una actividad cultural continua y multidisciplinar, que bebe también de la sólida trayectoria del teatro local y las últimas vanguardias de las artes escénicas. El Auditorio Municipal Músic Rafael Beltrán Moner es el edificio de referencia de una completa red de infraestructuras culturales que cuenta también con un importante archivo municipal, bibliotecas y museos y salas de exposiciones.

Gastronomía

Los restaurantes de Vila-real son el mejor escaparate para su rica y variada gastronomía, basada en sabrosas hortalizas, pescados, carnes y, por supuesto, el arroz, preparado de tantas maneras como días tiene el año: al horno, caldós, empedrao, a banda o en paella. 

El conejo con caracoles o la típica xulla, que se cocina tradicionalmente en las noches de lunes de las fiestas patronales, son otros de los platos de la gastronomía local, regada con los excelentes vinos de la provincia o la exquisita cerveza con piel de naranja nacida en Vila-real. De postre, no faltan en las pastelerías dulces como la típica pilota de frare o el Pasqualet.

Naturaleza

El paraje del Termet de la Mare de Déu de Gràcia, situado en el norte del término municipal de Vila-real rodeando el meandro del río Mijares, constituye sin duda el principal pulmón verde de la ciudad y uno de los entornos naturales más emblemáticos de la provincia. En el Termet confluyen la vegetación de ribera (olmos, chopos y sauces, entre otros) y la vegetación mediterránea, más adaptada a la falta de agua (pino blanco y piñonero, carrasca, coscoja y lentisco¿). Esta variabilidad ecológica le aporta una diversidad de flora y fauna excepcional, que ha hecho del Termet de Vila-real una referencia en educación ambiental. 

Además, Vila-real forma parte desde el año 2005 del Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares, junto a los municipios de Almassora y Burriana, por los cuales discurre el río hasta abrazar el mar en un recorrido de 16 kilómetros lineales. 

La ruta botánica o las sendas habilitadas en los márgenes del Mijares son una excelente forma de conocer mejor la gran riqueza ambiental del Termet y del Millars, un entorno protegido como refugio de caza, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Lugar de Interés Comunitario (LIC) o el catálogo de zonas húmedas de la Comunitat Valenciana, además de su declaración como Paisaje Protegido por el Decreto 79/2005, de 15 de abril del Consell de la Generalitat.

A sus evidentes valores ambientales, el Termet suma también los valores religiosos, culturales y sociales del entorno, que asientan sus raíces en los primeros aprovechamientos del agua del Mijares, con el azud, la acequia Mayor o el antiguo molino harinero de la Ermita, restaurado recientemente para su uso como espacio cultural. La ermita, el Museo Etnológico o la piscina de verano son otros de los espacios que hacen del Termet un lugar de esparcimiento único para el paseo, la práctica del deporte y el contacto con la naturaleza.

Religión

La basílica de San Pascual Baylón, la iglesia arciprestal, la ermita de la Virgen de Gracia o manifestaciones populares como las procesiones de Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Provincial, dan cuenta de la riqueza patrimonial y cultural ligada al ámbito religioso en Vila-real. La coveta del Termet donde, según la leyenda, un pastor encontró la imagen de la Virgen de Gracia o los típicos cordonets de San Pascual, que confeccionan las monjas clarisas del convento dedicado al patrón de la ciudad, son algunas de las manifestaciones más emblemáticas de la tradición religiosa de la ciudad.

 

Si quieres saber más cosas sobre Vila-real y sobre todo, si están pensando en vender o comprar una propiedad, contacta con nosotros. Nuestro equipo comercial estará encantado de ayudarte a alcanzar tu sueño.

 



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!
We use Cookies | More info
Cookies Preferences