Farming Inmobiliario: 4 estrategias para convertirte en la agencia inmobiliaria de referencia en tu zona

06/03/2017

En JBM Servicios Inmobiliarios comprendemos el valor de la formación de nuestros agentes y en cómo ésta determina la evolución y adaptación de nuestra agencia inmobiliaria a las nuevas tendencias del mercado.

Por ello, participamos cada mes en diversas conferencias formativas para conocer las últimas novedades inmobiliarias e integrarlas en nuestra gestión. Uno de los últimos conceptos en el que nos hemos introducido es el Farming Inmobiliario, una técnica de captación y venta de viviendas basada en la especialización geográfica de nuestros agentes inmobiliarios, lo que consideramos que puede ser muy útil para nuestra estructura de trabajo.

El Farming inmobiliario consiste en restringir voluntariamente el área de captación y venta, es decir, en concentrar el trabajo sobre un área determinada y un nicho de mercado concreto. El objetivo es aprovechar mejor los recursos de los que dispone cada agente y, por tanto, conseguir una mayor eficacia de nuestras acciones.

Esto no significa que las inmobiliarias que deciden apostar por esta técnica merman sus capacidades de expansión. Todo lo contrario. La visión final es conseguir tantos Farmings imnobiliarios como agentes, lo que permita ofrecer un servicio al detalle en todas y cada una de las zonas de influencia de la agencia. 

Estrategias de Farming Inmobiliario

¿Cuáles son las tareas propias del Farming Inmobiliario? Con esta técnica, el agente inmobiliario se compromete a realizar unas tareas programadas y sistemáticas a lo largo del día que implican la máxima exigencia. Estas son las 4 estrategias en las que se basa el Farming Inmobiliario:

  1. Estructurar la base de datos de clientes reales y potenciales de la zona y conocer los suficientes datos y referencias para comunicarse y conseguir tener una relación lo más personal posible. 
  1. Adelantarse a las posibilidades de captación y descubrir quién tiene intención de poner su vivienda en venta ya se a corto, medio y largo plazo. 
  1. Mantener la relación con el cliente viva en todo momento y actualizar el contacto con el mismo de forma constante para preservar su recuerdo y fomentar nuevas relaciones. 
  1. Encaminar la labor de un agente inmobiliario hacia una ética de trabajo basada en el esfuerzo y la especialización propios de un agente especializado en su área.

 

El Farming Inmobiliario es una técnica que proviene del sector inmobiliario americano y ha demostrado tener unos resultados favorables en las agencias que la practican, convirtiéndolas en un referente de su zona.

En JBM compartimos los valores del Farming Inmobiliario y hemos querido conocerlo más a fondo para saber cómo aplicar sus estrategias de forma exitosa y adaptarlas a nuestro trabajo.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!