4 trucos para no morir de calor en casa este verano

03/07/2018

 

El verano es para muchos la mejor época del año, el aumento de las horas de luz y el buen tiempo invitan a salir a la calle, a disfrutar del sol, de la buena compañía. Sin embargo, puede ser una de las épocas más duras para estar dentro de casa debido a las altas temperaturas y al calor que se acumula dentro del hogar. Dormir, por ejemplo, puede convertirse en una hazaña casi imposible durante los meses estivales pero si aprendemos a paliar el calor, el verano puede ser mucho más llevadero, sin necesidad de climatización.

¿Tienes la sensación de que tu casa está a 40 grados y no tienes aire acondicionado? Pues apunta, porque en este post vamos a darte algunos trucos para que no mueras de calor este verano.

1. Cierra las puertas y baja las persianas

Aunque pueda parecer que la mejor para paliar el calor es ventilar la casa y abrir todas las puertas y las ventanas para que entre la mayor cantidad de aire fresco posible, lo cierto es que mantener la casa cerrada ayuda a que también se mantenga la temperatura del interior, sobre todo durante las horas más cálidas del día. El calor que entra a través de las ventanas, aunque estén cerradas puede hacer que aumenten mucho las temperaturas, por ello, lo mejor es mantener también las persianas bajadas para aislar la casa del calor. Eso sí, no es necesario tomarlo todo al pie de la letra y durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde no vendrá mal ventilar un poco.

2. Recurre a las sábanas de algodón

Los tejidos son muy importantes también para no morir de calor ya que algunos de ellos pueden conseguir subir demasiado la temperatura, sobre todo, a la hora de dormir. Para mantener la cama lo más fresca posible, recomendamos el algodón ya que es un tejido transpirable y de fibra natural que te ayudará a mantenerte más fresco, en la medida de lo posible. 

3. Cambia las bombillas

Las bombillas tradicionales suelen ser de foco halógeno, un tipo de energía que acumula mucho el calor. Así, que si quieres mantener tu casa más fresca, lo mejor es que te pases a la luz LED. Además, conseguirás ahorrar en la factura de la luz.

4. Haz que tu casa respire

Las plantas pueden ser de gran ayuda para mantener a ralla el calor en verano. Por un lado, las plantas de exterior ayudan a combatir la fuerza de los rayos de sol, haciendo que incidan con menos fuerza y , por otro lado, las plantas de interior refrescan el ambiente ayudando a que la casa respire. Apuesta por ellas y refresca tu casa.

Estos trucos pueden ser de gran ayuda para sobrevivir mejor a los meses de calor más intensos pero el verano es caluroso y contar con algún sistema de refrigeración nunca viene mal, aunque sea un ventilador. Si quieres veranear en Castellón y estás buscando la casa de tus sueños, nosotros te ayudamos a encontrar la casa perfecta para que tu verano sea inolvidable, incluso a pesar de las altas temperaturas.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!