Vacaciones de invierno en la playa de Benicasim

07/12/2016

Cuando pensamos en paseos por la playa y largas comidas con vistas al mar tendemos a pensar en la época estival. Pero lo cierto es que en invierno también hay infinidad de posibilidades para pasar unas vacaciones inolvidables en la costa.

Benicasim, un municipio de la Comunidad Valenciana situado en la costa de la provincia de Castellón, es un ejemplo de ello, ya que es el destino perfecto para pasar tus vacaciones de invierno en la playa. Y es que es una ciudad que mantiene un buen ambiente durante todo el año y que dispone de diversidad de opciones para tener unas vacaciones divertidas y completas.

En JBM Inmobiliaria, como expertos en vender y comprar un apartamento en Benicàssim conocemos todos los rincones y secretos que esconde este lugar. Por ello, aquí os enumeramos todos los planes que podéis hacer en vuestras próximas vacaciones de invierno en Benicasim.

1. Largos paseos por la Playa de Heliópolis

Las personas que viven en Benicasim tienen el fortunio de poder dar largos paseos por las diferentes playas que tiene la ciudad. Una de las más conocidas es la Plata de Heliópolis por su tamaño y belleza.

La playa es un paraje ideal para compartirlo con tus seres queridos. La sensación es única y solo unos pocos afortunados pueden vivir como sus pies se deslizar en la arena y se empapan con el agua del mar.

Y es que en verano es imposible ver la playa conforme la ves en invierno. Ésta en invierno se convierte en un lugar íntimo, tranquilo y lleno de armonía. De este modo el invierno es la mejor época del año en la que disfrutar del paisaje con su faceta más natural.

2. Si eres un amante de las aves disfrutarás viendo sus migraciones

Si eres un amante de la naturaleza sabrás que las aves son migratorias. Por ello, pasar unas vacaciones de invierno en la costa es ideal para disfrutar de sus movimientos migratorios hacia el sur.

3. Senderismo por el Parque Natural del Desierto de las Palmas

Uno de los lugares más especiales de Benicasim es el Parque Natural del Desierto de las Palmas. Este paraje de 3.293 esconde auténticas maravillas. Por un lado la vegetación Mediterránea le dota de unos paisajes increíbles. Y por otro lado, el parque está lleno de bellezas históricas como el Castillo de Montornés, el Castillo de Miravet y la Ermita de Les Santes.

Por ello, practicar senderismo es un plan del que no os vais a arrepentir. De este modo verás de primera mano la fauna y vegetación del parque y descubrirás algunas joyas que esconde como es el Monasterio antiguo del XVII-XVIII, el Monasterio nuevo del siglo XVIII y algunas ermitas del siglo XVIII-XX.

4. Descubre las centenarias Villas de Benicasim

La llamadas Villas de Benicasim se construyeron a finales del XIX y principios del XX por un selecto grupo de familias castellonenses y valencianas. En dicha época era una bahía virgen a primera línea de playa que solo estos pocos adinerados fueron capaces de obtener. De esta forma se creó el llamado “Biarritz valenciano”, un conjunto de villas de gran diversidad y riqueza arquitectónica.

5. Relájate en las Termas marinas el Palasiet

El mejor lugar en el que relajarte y perder la noción del tiempo es en las Termas marinas el Palasiet. Este sofisticado hotel con spa y vistas a la bahía de Benicàssim incluye un reconocido Centro Médico Estético que combina las propiedades terapéuticas del agua marina y elementos como el barro y las algas con otros tratamientos como masajes y electroterapia.

El Palasiet está formado por habitaciones con vistas al mar, 20 mil metros cuadrados de jardines y bosque mediterráneo, parking, piscina termal cubierta y piscinas exteriores de agua marina, gimnasio, sauna, vaporarium, jacuzi, bañeras de hidromasaje, chorros contra corrientes, chorros de presión y duchas cervicales, duchas vichy, recorrido flebítico, cabinas de masajes, cabinas de lodos, salas de estética y departamento de electroterapia. Nos resulta difícil encontrar un lugar más completo que el Palasiet para pasar un día de relax.

6. Paseo en bici por la Ruta 'La Vía Verde'

Otro de los lugares más especiales de Benicasim para dar un paseo ya sea en bici o a pie es la Ruta de Vía Verde. Las personas que viven en ciudad todo el año sueles ir los fines de semana para hacer ejercicio o simplemente para disfrutar de las vistas. Y es que una de las cosas más atractivas de esta ruta es que es por la ladera de una montaña que se encuentra al lado del mar, por ello a lo largo de toda la ruta tienes las mejores vistas del mar de Benicasim.

7. Disfruta de la mejor gastronomía Mediterránea

Benicasim es una ciudad muy rica en cuanto a la calidad tanto de sus restaurantes como su gastronomía mediterránea. Algunos de los restaurantes más valorados según los residentes de la ciudad son El Mercado Gin & Bar, Voramar Restaurante, Vin Up, Les Barraques, Villa Sofia, Umami Benicàssim, Ciento 2, La Guindilla Gastro-Tasca o La Manduca Benicassim.

8. Conoce los bares y el ambiente nocturno de Benicasim

Aunque es cierto que pierde parte del ambiente nocturno que tiene en verano, lo cierto es que las calles y bares siguen llenándose en pleno invierno. La zona en la que más ambiente se puede ver en invierno es las llamadas “Tascas de Benicàssim”, que se encuentran entre las calles peatonales La Pau, Estatut y Bayer.

Si ya has decidido que Benicasim va a ser el próximo destino de tus vacaciones y estás pensando en comprar un apartamento, en JBM Servicios Inmobiliarios seleccionamos los mejores apartamentos que están a primera línea de playa para que nuestros clientes tengan una experiencia vacacional excepcional. Si tienes alguna pregunta por resolver, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de escucharte y resolver tus cuestiones. 



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!