Claves DECO para revalorizar tu casa antes de venderla

21/03/2018

Nuestro hogar es parte de nosotros, tiene nuestra personalidad por cada uno de sus rincones y muchos recuerdos, que hacen que a nosotros nos parezca la casa perfecta. Por ello, cuando decidimos vender nuestra casa solemos creer que tiene un valor incalculable y que los compradores sabrán apreciarlo sin necesidad de hacer ningún cambio; y eso no siempre es así.

Los tiempos cambian y la figurita de cristal que te trajo tu mejor amiga de Praga quizás se ha quedado un poco desfasada, y las cortinas que te cosió tu tía abuela ya tienen ese color amarillento propio del paso del tiempo, lo que hace que la estética de tu casa desmerezca un poco y no enamore a sus compradores como sí lo hizo contigo cuando la compraste.

Pero tranquilo, porque hay una solución muy sencilla que no requiere demasiada inversión y que te ayudarán a revalorizarla y poder venderla al precio que tú sabes que merece.

En este post vamos a darte algunas claves DECO para que vender una vivienda sea mucho más fácil. Toma nota porque estos pequeños trucos pueden ayudarte a aumentar el valor de tu casa hasta en un 10%.

Ambiente despejado, colores claros y muebles atemporales

La primera impresión siempre es clave, por lo que la estética general de la casa debe ser coherente y atractiva, adaptándose a las últimas tendencias decorativas pero sin tener un estilo demasiado cargado.

Lo mejor es que escondas las mil y una figuritas decorativas que tienes por la casa, la foto a tamaño gigante con marco rococó de cuando tenías 5 años y todavía tienes colgada en el pasillo y apuestes por colores claros en cortinas, alfombras y cojines.

Los muebles, mejor si son de madera o blancos y no demasiado antiguos. Está claro que no puedes amueblar la casa entera para venderla pero hay pequeños trucos para renovarla como por ejemplo, cambiar el mueble de la entrada, los cojines que decoran tu cama, las cortinas del salón o las sillas del comedor. Darás un toque actual a  tu casa sin gastar demasiado dinero.

Por supuesto, la limpieza y el orden son cruciales para que tu casa cause buena impresión, por lo que recoge antes de recibir la visita de tus posibles compradores y abre las ventanas para que se ventile y entre buena cantidad de luz.

Minimalismo decorativo y amplitud visual

Tu casa mide lo que mide pero puedes hacer que parezca algo más grande y sea más atractiva. ¿Cómo? Despejando el espacio, quitando muebles y, si el presupuesto te lo permite, tirando algún tabique, ¿por qué no?

La clave es acabar con los espacios muertos y conseguir una distribución lo más limpia y clara posible, demuestra que se puede aprovechar el espacio de tu casa.

Un truco muy sencillo es aumentar el espacio de almacenamiento con armarios nuevos, cómodas o cajoneras que te permitan guardar todo lo que no quieres que esté a la vista.

Paredes y suelos renovados

Uno de los aspectos en los que más se fija un nuevo comprador es en el estado de los pavimentos y revestimientos.

En cuanto a los suelos, lo tienes un poco más complicado ya que cambiar un revestimiento entero suele requerir una gran inversión, aunque también será una de las reformas que más te ayudará a revalorizar tu casa. Si no quieres gastar tanto, existen posibilidades como acristalar el suelo, situar estratégicamente alfombras de estilo moderno o recurrir a los suelos vinílicos que cambiarán completamente tu casa sin necesidad de reforma.

Con las paredes lo tienes mucho más sencillo, ¡píntalas! Deshazte de ese color salmón que escogiste para el comedor y apuesta por los neutros, blancos, grises, beige, marrones… conseguirás amplitud visual y un aspecto renovado.

Las claves de la venta de una vivienda: cocina y baños

La cocina y el baño son los dos espacios que más preocupa a los compradores, si no están en buenas condiciones la compra será mucho más complicada, por lo que si tu casa tiene una cocina vieja o un baño en mal estado te aconsejamos que dirijas la mayor inversión a estos espacios o no sólo no la revalorizarás sino que será mucho más complicado venderla.

La reforma de estos espacios es cara pero puedes apostar por renovar algunos aspectos para que parezca más nuevo y tenga un aspecto más moderno. Por ejemplo, en la cocina puedes renovar algún electrodoméstico que esté en mal estado, comprar accesorios que le den un toque moderno o cambiar la mesa y las sillas para dar un toque más actual.

En el caso del baño, cambiar la mampara o la cortina del baño, renovar algunos grifos o el inodoro pueden ser las claves para que parezca un baño nuevo.

¿Quieres vender tu casa en Castellón y no sabes por dónde empezar? Contacta con nosotros y nuestros agentes profesionales te asesorarán para que la venta sea un éxito.

 



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!