El Pinar del Grao de Castellón

22/09/2020

 

El parque del Pinar de Castellón forma parte de la historia del Grao, con 2 Km. de longitud, popular y cosmopolita, es el lugar ideal para pasar los domingos o practicar deporte.

En sus orígenes, el Pinar perteneció al Conde de Trastámara, hasta el siglo XIV, cuando el municipio decidió comprárselo. Esta pinada, que contaba originariamente con una extensión de 200 hectáreas, reducidas en la actualidad a poco más de 12, pertenece a la ciudad de Castellón desde 1365, que fue el año en el que Enrique de Trastámara vendió esta propiedad para sufragar el conflicto que mantenía por aquel entonces con Pedro el Cruel.

El Conde de Trastámara tenía que pagar a sus mesnadas francesas y castellanas a mediados del siglo XIV y, haciendo uso de sus privilegios feudales, vendió los dos frondosos pinares con que contaba la villa: el que todavía se conserva a la salida del Grau, y el llamado Vero, ubicado en lo que hoy es el inicio de la Avenida de Valencia, talado a mediados del siglo XIX y que contaba con 18.449 pinos, es decir, casi el doble de los que contaba el que se encuentra junto al mar.

A lo largo de la edad media, este fue la principal fuente de madera para leña o para la construcción de barracas. Aunque su notable reducción fue una de las causas de que esta actividad acabara por regularse poco tiempo después. Originariamente contaba con una extensión de 200 hectáreas.

Se trata de la mayor zona verde de la ciudad, con una extensa pinada que evitaba el avance de las dunas hacia la marjal y los cultivos. Podemos encontrar pinos centenarios, multitud de especies de aves y una de las mayores colonias de ardilla roja de la provincia, que le confieren un alto valor ecológico.

La especie por excelencia es el pino carrasco, de ahí su nombre, aunque no menos importante son los arbustos que bajo ellos habitan, como el lentiscopero no hay que menospreciar la gran cantidad de seres vivos que habitan en este lugar, como las ardillas, con sus impresionantes peripecias y belleza, las aves migratorias, que acuden a este lugar por ser su temperatura la ideal para poder nidificar o hibernar, como palomas, abubillas, jilgueros, mochuelos o autillos.

No hay que despreciar la existencia de ciertos tipos de setas como la lepiota bbruneoincarnata (venenosa e incluso mortal) y la Agaricus Bisporus (comestible). Este lugar es uno de los más valorados para la realización de ciertas actividades tanto culturales como sociales.

Entre las actividades mas destacadas que se realizan en el parque, encontramos competiciones deportivas a nivel nacional como el atletismo y el golf, ya que dentro de él se encuentra un campo de golf, la realización de paellas y barbacoas o simplemente pasear o de hacer footing.

Si estás pensando en vender o comprar una propiedad en Castellón, contacta con nosotros. El equipo comercial de JBM Servicios inmobiliarios está deseando ayudarte a alcanzar tu sueño.

Visita nuestros inmuebles en Castellon - Castello de la Plana

 



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!