La evolución de la vivienda en 2.018

23/04/2019

2018 ha sido el mejor año para el sector de los últimos cuatro ejercicios. La recuperación que se inició en 2014, cuando se comenzaron a detectar las primeras señales positivas que apuntaban a una reactivación, se ha confirmado y por primera vez desde 2008, se superará la barrera del medio millón de operaciones de compraventa. La recuperación económica, la creación de empleo y a la consolidación de la financiación han permitido este panorama tan positivo. El mercado de la vivienda se está estabilizando.

El despertar de la demanda latente, el apetito inversor y la rentabilidad del alquiler en un contexto de bajos tipos de interés explican esta vuelta del interés por la vivienda, que ha tenido un impacto directo en los precios. Los indicadores cierran 2018 con una subida del precio medio de la vivienda de segunda mano del 7,8%, las más alta desde 2006.

Los precios suben en 14 de las 17 comunidades autónomas, lo que nos devuelve a un escenario muy similar al que veíamos en 2006, cuando todas las regiones registraban incrementos de precios. Y en las zonas donde aún se registran caídas, éstas son muy suaves con descensos inferiores al 3%.

Aunque la recuperación es prácticamente generalizada en buena parte del país, los datos muestran que el mercado de la vivienda sigue moviéndose a ritmos muy diferentes. Son cuatro regiones las que están concentrado la actividad y, con ella, la recuperación de los precios, con subidas superiores al 10% – Comunidad de Madrid (19,5%), Canarias (12,8%), Baleares (10,4%) y Cataluña (10,1%)-, mientras que el resto registra incrementos más moderados.

Aunque en términos porcentuales, la subida del precio medio de la vivienda de segunda mano (7,8%) nos devuelve a 2006, en pleno boom inmobiliario, es importante destacar que sigue un -36,7% por debajo de los máximos alcanzados en 2007. Incluso en las zonas donde sube con más fuerza, esa diferencia todavía es muy grande: -27,4% en la Comunidad de Madrid o -34,2% en Cataluña.

Además, se aprecia en las diferentes estadísticas que miden la salud del mercado de la vivienda cierta moderación de la buena marcha del sector en la última parte del año, como consecuencia de la desaceleración del crecimiento económico, del turismo y del contexto internacional.

De hecho en buena parte de las principales capitales de provincia que en los últimos años han liderado las mayores subidas de precios, se observa cómo éstas se están moderando en comparación con los registros que los indicadores obtenían a mediados de año, lo que nos lleva a concluir que si bien 2019 seguirá siendo un año de expansión y crecimiento para el mercado de la vivienda, éste será más moderado que 2018.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!
We use Cookies | More info
Cookies Preferences