Trámites para comprar una casa: ¿qué gastos adicionales conlleva la compra de una vivienda?

14/03/2017

La compra de una vivienda es una de las inversiones más importantes de tu vida, y posiblemente la de mayor valor económico. Por ello, es esencial conocer los trámites para comprar una casa necesarios que harán efectiva la adquisición de la vivienda, así como los gastos adicionales que esta puede conllevar.

Y es que, el gasto final de una casa va mucho más allá de su precio ya que la formalización de la compra incluye impuestos, gastos notariales y registro de la propiedad, entre otros. Gastos que en muchos casos llegan a superar el 10% del precio de la vivienda, por lo que no hay que olvidarlos y deben tenerse en cuenta a la hora de fijar el presupuesto de compra.

El proceso de compra de una vivienda es largo y son muchos los aspectos que se deben analizar antes de tomar la decisión. Por eso, conocer los trámites para comprar una casa y los gastos adicionales del proceso de antemano ahorra tiempo y malentendidos innecesarios. Para ayudarte en la compra de tu casa, te los contamos:

Gastos adicionales de notaría

Tras la firma del contrato de arras y la realización de los trámites necesarios con el banco, se debe firmar la escritura de la vivienda para formalizar la transacción.

Con la firma de la escritura certificas que la propiedad es tuya y quedan reflejadas oficialmente todas las condiciones pactadas entre comprador y vendedor, por lo que es necesario que este trámite se haga ante notario, lo que ineludiblemente supone unos gastos.

Los notarios suelen prefijar unas tarifas comunes, que dependerán del valor de compra de la vivienda y los servicios prestados, por lo que en general no habrán demasiadas diferencias entre un despacho notarial u otro.

Antes de firmar definitivamente el contrato de escritura, te recomendamos que compruebes si el certificado energético está en regla, si el Impuesto sobre Bienes Inmuebles está al día de pago y si las cuentas con la Comunidad de Propietarios están saldadas hasta la fecha, para que no te encuentres sorpresas cuando ya sea demasiado tarde.

Inscripción en el Registro de la Propiedad

Este trámite de compra de una vivienda solamente será obligatorio si la casa está hipotecada. Aun así es muy recomendable ya que es una garantía de protección jurídica para el titular de la propiedad, garantizándote ser el único y verdadero propietario.

Esto te protege frente a posibles deudas del anterior propietario.

Su valor no es fijo, sino que depende del valor de la vivienda y su ubicación, entre otras variables.

Antes de firmar la escritura, acude al Registro de la Propiedad de tu ciudad e infórmate de las peculiaridades de la vivienda para saber a cuánto ascenderá dicho registro y, de paso, comprobar que todas las características de la vivienda coinciden con lo acordado con el vendedor.

Impuestos para viviendas nuevas

El primer impuesto que se debe pagar a la hora de adquirir una vivienda nueva es el IVA, que por lo general asciende al 10% del precio de compraventa. En el caso de las viviendas de protección oficial o promoción pública el valor desciende al 4%.

Asimismo, se debe pagar también el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Su cuantía varía según la Comunidad Autónoma en la que se encuentra la vivienda y oscila entre el 0,5% y el 1,5% del precio de la vivienda.

Impuestos para viviendas de segunda mano

Las viviendas de segunda mano están gravadas con un solo impuesto, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este impuesto también varía según la Comunidad Autónoma y puede variar entre el 4% y el 10% del valor del inmueble.

Este gravamen puede contener descuentos por edad del comprador, minusvalía u otras condiciones concretas.

Trámites en la adquisición de viviendas: las hipotecas

Si decides hipotecar tu nueva vivienda, como ocurre en la mayoría de los casos, debes tener en cuenta también una serie de aspectos que pueden encarecer su precio.

En primer lugar, el banco te obliga a tasar la vivienda que vas a comprar y necesariamente este proceso debe hacerlo una sociedad de tasación supervisada por el Banco de España. Aunque puede variar ligeramente según cada caso concreto, el precio de la tasación asciende a unos 250 euros.

Por otro lado, en las viviendas hipotecadas, los gastos notariales y de registro se duplican ya que deben inscribirse tanto la casa como la hipoteca.

También existe un impuesto específico para las transacciones hipotecarias y este es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Este impuesto es autonómico y se calcula sobre la responsabilidad hipotecaria no sobre el valor de la vivienda. Puedes obtener deducciones por descuentos de viviendas habitables, familias numerosas, discapacidad, etc.

Cuando se trata de una vivienda hipotecada, el banco también obliga a que los trámites de compra los realice una gestoría, lo que supone un gasto más para el comprador. Por supuesto, este gasto dependerá de la gestoría pero los precios oscilan entre los 100 y los 300 euros.

Por último, las facilidades de pago que supone una hipoteca para el comprador no son gratis. En las mensualidades se incluyen intereses hipotecarios que cobra el banco por prestarte el dinero. Antes de firmar un contrato de hipoteca, fíjate bien en las condiciones.

 

Contar con una buena inmobiliaria simplifica mucho el proceso ya que tu agente inmobiliario se encarga de informarte de todo y gestiona los trámites para comprar una vivienda necesarios para que puedas adquieras tu nueva vivienda sin ningún inconveniente, conociendo en todo momento los gastos principales pero también los gastos adicionales que esta transacción conlleva. En JBM, contamos con agentes inmobiliarios expertos en la compra de viviendas en la provincia de Castellón. Contacta con nosotros y te ayudaremos a encontrar tu casa.



Comparte este post:

¡Suscríbete a nuestra newsletter!